La familia Vergara Mora, es una de las familias que cuenta con un legado histórico en la ciudad de Zacapoaxtla, ya que son descendientes de Manuel Ascensión y Ramón Vergara, dos personajes que tienen gran peso en la historia del municipio, debido a  que su participación trascendió de tal manera que al día de hoy son recordados por su valiente participación.

(izquierda a derecha) José María Vergara Mora,Guadalupe Vergara Mora y Alejandra Vergara Mora.

En entrevista José María Vergara Mora, afirma sentir mucho orgullo del legado de sus bisabuelos, aunque no se sabe todo de ellos ya que falta mucha documentación, pero si se tiene una idea de lo que hicieron no solo por su pueblo, sino por su patria al participar en la Batalla del 5 de mayo. Por otra parte también comento sobre las inconformidades respecto al festejo del 150 aniversario de la Batalla de Puebla que se llevará a cabo en Zacapoaxtla, pues hizo notorias las deficiencias en cuanto a organización, destacando varios aspectos que van desde la remodelación del panteón, que durante años estuvo abandonado hasta calificar a este festejo como “encuerado” ya que no se le está dando la importancia cultural, histórica y trascendental que tiene; sino que se desvirtúa  con traer a mujeres guapas y exóticas, además de que los arreglos del zócalo se están haciendo bajo presión; por ultimo destaco también la falta de difusión turística de Zacapoaxtla en otros lugares y finalizo comentando que el nombre de los héroes están cambiados en las invitaciones que se repartieron para los festejos.

Ramón Vergara Soto, nieto de Ramón Vergara.

Durante esta breve charla con los descendientes de Manuel Ascensión y Ramón Vergara, también estuvo presente Ramón Vergara Soto, quien es nieto de Ramón Vergara y comento que el legado que su abuelo le ha dejado es un gran orgullo y contextualizando con la situación que actual que vive el país de violencia y corrupción, afirmo que a 150 años de la Batalla de Puebla, su abuelo hubiera tomado la misma decisión que tomo en 1862, luchar por los principios y valores, porque no deben perderse.

De la misma forma Alejandra Vergara Mora, relata una emotiva anécdota sobre su bisabuelo, quien al regresar a su casa después de luchar en la Batalla del 5 de mayo, le dice a su esposa Beatriz “¡Hemos ganado, hemos obtenido la victoria!” y a partir de ese día todos conocieron a Doña Beatriz como Victoria, porque él le había cambiado de nombre.

Para finalizar la familia Vergara Mora hizo hincapié en que los héroes Manuel Ascensión y Ramón Vergara no han sido bien identificados, no tanto como guerrilleros que fueron, que les pusieron monumentos, sino con lo más esencial, que la juventud sepa que existieron y que ayudaron a la batalla.