Nature Nanotechnology publicó un estudio en el que investigadores aseguran haber hallado un método para disminuir los niveles de alcohol en ratones ebrios de laboratorio inyectándoles enzimas envasadas en nanocápsulas para protegerlas y mantener su estabilidad, las cuales aceleran el metabolismo para absorber y desechar el alcohol.

El mecanismo consiste en dos enzimas, una de ellas la alcohol-oxidasa que ayuda a convertir el alcohol y oxígeno en la sangre a acetaldehído y peróxido de hidrógeno; y la otra el la catalasa, la que colabora en el proceso de convertir el peróxido de hidrógeno en agua y oxígeno.

El usar la combinación de las dos enzimas significa que el ratón inmediatamente comienza a eliminar productos tóxicos de la sangre como el peróxido de hidrógeno, por lo que no consiste en una solución momentánea que sólo te deja ‘mentalmente sobrio’, sino que en un compuesto que efectivamente disminuye el nivel de alcohol en la sangre (al menos comparado con los otros ratones).

En caso de que todo salga bien y se pueda ocupar por humanos, sería “casi como tener millones de células de tu hígado dentro de tu estómago e intestinos ayudándote a digerir el alcohol“, afirmó uno de los coautores del estudio, Yunfeng Lu, ingeniero biomolecular de la UCLA.

Sin embargo, con esto los científicos no quieren encontrar una cura para la resaca de uso diario o evitar los graves problemas relacionados con el abuso del alcohol, sino desarrollar una herramienta para administrar complejos enzimáticos que podría entregar un método alternativo para lidiar con las intoxicaciones producto del abuso del alcohol, lo que podría ahorrarle a los sistemas de salud pública millones de dólares.

Vía: FayerWayer