Desde el pasado primero de septiembre cuando el Presidente Felipe Calderón la presentó ante la Cámara de Diputados, la Reforma Laboral ha sido motivo de acalorado conflicto y molestia entre la esfera política, sindical y social de nuestro país. Es cierto que dicha reforma nos afecta a usted y a mí en condiciones laborales presentes y/o futuras; pero también es cierto que son bastantes las mentiras que se han dicho acerca de la misma. Aún me niego a creer que quienes mienten sobre la reforma lo hagan con la plena intención de mal informar a la sociedad. Pero sea por mala intención o por ignorancia, es grave mal informar sobre algo tan delicado. Es posible también que usted ni conozca la reforma. Entonces esta información es para usted.

Estimado zacapoaxteco: si es usted burócrata, procure leer esto sólo para estar al día, pues dicha reforma no le afectará. Los burócratas federales se rigen por la Ley Federal para los Trabajadores al Servicio del Estado, la cual no es sujeta de modificaciones con la Reforma Laboral.

Se ha dicho que discutir una reforma del tamaño de la laboral necesita más que un par de simples meses por su importancia. Lo que hay que aclarar en este sentido es que ésta no es la primera reforma laboral que se plantea desde que la actual Ley Federal del Trabajo fue publicada en 1970. Ha habido al menos más de medio millar de propuestas en torno al asunto sin que ninguna prosperara. Bajo estas condiciones, creo que la aprobación por los Diputados de la misma es un avance para el país.

¿Qué es la subcontratación y qué se dice de ella en la Reforma Laboral?

 La subcontratación, también conocida como outsourcing, es un régimen de contratación por medio del cual un patrón conocido como contratista hace obras o presta servicios con trabajadores bajo su cargo beneficiando a otra empresa con dichos servicios; es la empresa beneficiaria la que fija y supervisa las tareas a realizar.

 Decir que la Reforma Laboral crea este régimen en México es completamente falso. Éste ya existe desde hace varios años funcionando sin ley. Lo que la Reforma Laboral hace es legislar sobre un régimen ya existente para tener bases sobre las cuales contratar a los trabajadores que operan bajo este mecanismo.

La minuta aprobada por la Cámara de Diputados enuncia las condiciones para contratar bajo este régimen. Entre ellas se encuentran que no se realicen actividades que constituyan el objeto principal de la empresa, que no se abarque la totalidad de las actividades del centro de trabajo, que no se subcontrate para realizar trabajos iguales a los trabajadores de la empresa beneficiaria, entre otros.

¿Qué son los salarios vencidos y en qué afectan al patrón y al trabajador?

 Si un trabajador cree que fue despedido injustificadamente, puede acudir ante la Junta de Conciliación y Arbitraje para tramitar un juicio laboral. Si en dicho juicio el patrón no comprueba la razón por la que despidió al trabajador, aquél tendrá que reinstalar al trabajador en su empleo o indemnizarlo con tres meses de salario, según lo haya elegido el trabajador. Pero, además de lo anterior, el trabajador tiene derecho al pago de los salarios vencidos contados desde la fecha en que fue despedido. Esto implica que cuando un trabajador es despedido, el juicio puede durar meses, años o hasta más de una década. Al final, si el trabajador gana el juicio, el patrón termina pagando años de salarios vencidos al trabajador.

Si bien el pago de salarios vencidos asegura una cierta protección al trabajador para evitar tantos despidos injustificados, esta práctica es aprovechada por litigantes laborales que dilatan dichos procesos. La de abogado, es una profesión no muy bien vista, no por la actuación generalizada sino por las ya conocidas prácticas desleales particulares de los conocedores de las leyes en perjuicio de sus clientes y favoreciéndose ellos mismos. En gran parte de estos casos, los abogados retardan los juicios laborares de manera que, al no haber límite para el pago de salarios caídos, al final del proceso se obtenga en favor del trabajador una gran suma de dinero. A fin de cuentas, el abogado nunca pierde en este caso pues cada mes que él trabaje, dilatando el proceso, le será remunerado a costa del trabajador y/o del patrón. Misma práctica desleal llegan a hacer algunos sindicatos.

 Con la reforma al artículo 48 de la Ley Federal del Trabajo, el cómputo para el pago por salarios vencidos se limitaría a 12 meses después de la fecha de despido. Si el juicio durara más de este tiempo, se computarán a favor del trabajador intereses sobre el salario de una quincena a razón del dos por ciento anual. Además se establece una multa de 100 a mil veces el salario mínimo general como multa a los abogados que promuevan prácticas con el fin de prolongar u obstaculizar el proceso. Se les acaba el negocio a esos pobres y ruines abogados, ¡lástima! Y si lo dilata la autoridad, ¡suspensión del cargo!

¿Qué hay sobre los $7 que se pagarán por hora?

 Como comentaba al principio, muy malo sería que quienes mientan a la sociedad lo hagan con dolo. Espero, aunque no comprendo, que lo hagan por ignorancia. Mucho se ha dicho sobre la posibilidad de que se paguen siete pesos por hora trabajada y se contraten menos de ocho horas, pagando así al día menos del salario mínimo. Déjeme decirle: ¡nada más falso que esto!

Vamos por partes. El salario que se reciba por unidad de tiempo será convenido por ambas partes: trabajador y patrón. No se puede contratar a nadie bajo el régimen por hora más allá de lo permitido por la jornada máxima, es decir, contratar por más de ocho horas es ilegal aún bajo esta forma. Por último, así sea una, dos o siete horas las que se contraten al día por un trabajador, no se le puede pagar menos de un salario mínimo correspondiente por jornada. Es decir, si lo contratan por siete horas, le pagan al menos el salario mínimo; si lo contratan por cuatro horas, le pagan al menos el salario mínimo; y si lo contratan hasta por una hora, ¿qué cree? ¡Exacto! ¡No le pueden pagar menos del salario mínimo! Puede ampliar la información con el esquema que encontrará en el siguiente link: http://ow.ly/ei9Ne .

Delicados puntos, ¿verdad? En efecto, el análisis de la Reforma Laboral no puede reducir a tan poco espacio y tiempo, y menos a un limitado criterio. Es por ello que debe conducirse un análisis serio de dicha reforma, pero éste no puede ser posible si partimos de principios falsos para el análisis. No podemos pretender tampoco informar si lo que difundimos son mentiras o invenciones.

Hay bastante más de que hablar, como la supuesta flexibilización del contrato- despido suponiendo falsamente un mercado laboral rígido, así como de la democracia y rendición de cuentas sindical. También habrá que esperar que suceda en el Senado, donde se encuentra ahora la minuta.

Comparto lo que fue aprobado por la Cámara de Diputados y enviado al Senado:

http://ow.ly/eiafM .

Mi querido zacapoaxteco, agradezco su atención de ésta nuestra primera vez y, estoy seguro, no será la última. Hasta pronto.