Pensaban que iban a un bautizo, pero también hubo boda. Tremenda sorpresa se llevaron los invitados deAlejandro Sanz y su compañera, Raquel Perera, cuando presenciaron una doble ceremonia.

El cantante y la que ha sido su novia durante los últimos cinco años se casaron rodeados de amigos y familiares, según reporta la prensa española.

Sanz y Perera habían invitado a sus familiares y amigos más cercanos el pasado sábado para celebrar el bautizo de Dylan, que nació en julio del año pasado.

Sin embargo, la pareja se casó allí mismo, durante una ceremonia que se celebró en la finca que la pareja posee en Jarandilla de la Vera (Cáceres).

Al evento pudieron asistir grandes amigos de ambos, como Paulina RubioElena TabladaAntonio Carmona oFiona Ferrer, que no han dudado en dar constancia de la bonita noche que vivieron el sábado a través de Twitter.

Sanz y Perera empezaron su relación en 2007. El cantante conoció a su actual pareja cuando ella entró a formar parte del equipo que se encarga de gestionar sus asuntos artísticos.

El pequeño Dylan llegó en julio de 2011, cuatro años después de que empezaran su historia de amor. Es el primer hijo de Perera y el tercero de Sanz, que tuvo aManuela con Jaydy Mitchel y a Alexander con Valeria Rivera.