El detenido que ayer presentó la Marina como Jesús Alfredo Guzmán Salazar, y presunto hijo del líder del cártel del Pacífico, Joaquín “El Chapo” Guzmán, en realidad no tiene ningún parentesco con el capo sinaloense, informaron a fuentes del gobierno federal.

No obstante, el joven presentado, y otro más que también fue arrestado por la Marina en Jalisco, permanecerán sujetos a investigación, ya que fueron detenidos en posesión de armas de fuego y dinero en efectivo, explicaron las fuentes.

Ayer al presentar al detenido, la Marina dijo que su arresto se derivó “de un intenso trabajo de inteligencia naval iniciado meses atrás, así como del intercambio de información con agencias estadounidenses”.

Aunque en el acto en el que el detenido fue presentado a los medios de comunicación se aseguró que el detenido era Jesús Alfredo Guzmán Salazar, la Marina se refirió a él como “presunto hijo” de “El Chapo” Guzmán.

Luego del anuncio del arresto la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) incluso felicitó al gobierno de México por la detención y más tarde dio a conocer que entregó información que sirvió para la localización y arresto de quien ese momento se presentaba como Jesús Alfredo Guzmán Salazar.

El abogado Heriberto Rangel, quien se hizo cargo de la defensa de los dos detenidos por la Marina, informó que sus clientes no tenían ningún parentesco con “El Chapo” Guzmán, y dijo que a quien se identificó como Jesús Alfredo Guzmán Salazar es en realidad es Félix Beltrán León, y que el otro detenido es Kevin Daniel Beltrán Ríos.

El abogado presentó una demanda de amparo y la Juez Primero de Distrito de Amparo en Materia Penal, Sandra Leticia Robledo, concedió la suspensión provisional a Beltrán León y a Beltrán Ríos contra la privación ilegal de la libertad, malos tratos e incomunicación.

Fuente: El Universal