El proyecto para la construcción de una hidroeléctrica en el Río Apulco, forma parte de un programa completo que llevará apoyos a campesinos, además de talleres de rescate de lengua náhuatl, cultivo de hortalizas y huertos de traspatio a las familias de la comunidad de San Juan Tahitic.

El representante de la empresa Gaya S.A. de C.V., Daniel Madero Hernández, explicó en primer término que la central en su proceso, sólo utiliza la fuerza del agua para la generación de energía eléctrica y para ello se tiene que limpiar de impurezas naturales como son los sedimentos de tierra, que el mismo río lleva por la deforestación de aguas arriba, así como los desperdicios que la gente arroja, y aclaro que este tipo de proyectos no contaminan los ríos.

Añadió que se iniciaron programas de apoyo que surgieron del propio interés de la población, sobre todo en el renglón agrícola, en donde afirmó que contrataron a profesionistas de Tahitic, los cuales iniciaron la asesoría de los campesinos para la resiembra de plantas en sus parcelas y con el objetivo de mejorar e incrementar la producción, además de protegerlos de las plagas.

Madero Hernández explicó que en ningún programa se llevará a gente extraña a la comunidad de Zacapoaxtla y dijo que con apoyo de mujeres de San Juan iniciaron proyectos de trabajo manual en el ramo de artesanías, textiles, programas de rescate de la lengua náhuatl en jóvenes y niños.

Finalmente comentó que la empresa entabló contacto con la autoridad municipal, con el fin de aprovechar las aguas naturales de algunos nacimientos naturales y agregó que están dispuestos a aportar recursos para garantizar que todos los habitantes de Tahitic cuenten con el servicio de agua en sus casas.

Vía: Puebla Noticias