La olvidadiza pececita de “Finding Dory” nadó al tope de las taquillas y se volvió una mina de oro. La secuela superó con creces las expectativas de los estudios Pixar —que ya eran de dimensiones oceánicas— al recaudar 136,2 millones de dólares en su debut el fin de semana en salas de cine en Estados Unidos y Canadá, lo que la volvió el estreno de una cinta animado que más ha recaudado en la historia, de acuerdo con cálculos de la firma comScore el domingo.

El récord previo estaba en manos de “Shrek the Third”, con un debut de 121,6 millones.

“Finding Dory”, estrenada 13 años después de “Finding Nemo“, es además el segundo debut más recaudador en junio, después de “Jurassic World”. La película en inglés, bien recibida por la crítica, tiene las voces de Ellen DeGeneres y Albert Brooks. Antes del fin de semana, los analistas esperaban que la película tuviese un buen estreno, alrededor de 100 millones, pero no tanto.

El ejecutivo de distribución de Disney Dave Hollis se mostró particularmente alentado de que la cinta consiguiese una audiencia tan numerosa tarde en las noches del viernes y el sábado.

“Eso es un sólido testamento de que es una película para todos — no solamente para familias”, dijo Hollis.

“Buscando a Dory” se estrenará en los cines mexicanos el próximo 15 de julio de 2016.