Sin duda, el exceso de azúcar en la dieta es uno de los lastres de la alimentación actual. Algo que contribuye a ello son los cereales azucarados, los famosos cereales de desayuno, tan apetecibles para los niños por sus colores y sabores.

En general y como norma podemos decir que, los cereales que colorean la leche tienen un exceso de azúcar. Por poner un ejemplo y mirando la información nutricional de uno de estos cereales, una ración de 30 gramos tiene nada menos que 10 gramos de azúcares: un tercio.

Si a esto le unimos el añadir cacao soluble a la leche, la cantidad de azúcar de un tazón de cereales con leche puede llegar a 20-25 gramos, algo que ya casi sobrepasa la cantidad diaria recomendada.

Otros cereales sin azucarar como la avena tiene hasta 20 veces menos cantidad de azúcar (0,4 gramos de azúcar por ración de 40 gramos). Eso sí, menos sabor, menos color y menos apetecible, pero mucho más saludable para la primera comida de la mañana.

Algunos alimentos tienen más azúcar del que pensamos, por eso es importante ser conscientes del tipo de alimento que tomamos, su composición y saber leer la información nutricional del etiquetado.

Y tú, ¿con qué cereales te quedas para desayunar?

Vía: Vitonica