El Gobierno venezolano mostró el viernes fotos del presidente Hugo Chávez sonriente y acostado en una cama de hospital, en sus primeras imágenes luego de 65 días de su partida a Cuba para operarse por un cáncer, pero dijo que el mandatario respira con ayuda de una cánula traqueal.

Chávez, quien en los dos fotografías que el Gobierno dijo fueron tomadas la noche del jueves aparece leyendo un diario cubano junto a dos de sus hijas, sigue lidiando con persistentes dificultades postoperatorias que motivaron una traqueotomía que le impide hablar con fluidez.

Las autoridades se limitaron a decir que el paciente sigue recibiendo un “enérgico” tratamiento para combatir la enfermedad de base, sin detallar la evolución del cáncer que lo ha tenido luchando por su vida desde mediados del 2011.

“La infección respiratoria surgida en el curso del postoperatorio fue controlada, aunque persiste un cierto grado de insuficiencia”, dijo el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, al leer un comunicado.

“Dada esta circunstancia, que está siendo tratada, en la actualidad el comandante presenta respiración a través de cánula traqueal, que le dificulta temporalmente el habla”, agregó.

Las fotos, la primera prueba de vida de Chávez tras su largo silencio, muestran al militar retirado de 58 años hinchado, vestido con ropa deportiva y acostado en una cama del Cimeq, el hospital donde está recluido en La Habana, acompañado por sus hijas María Gabriela y Rosa Virginia.

En las imágenes no es posible apreciar el cuello de Chávez para constatar la presencia de la cánula traqueal, un tubo que se coloca a un paciente en una abertura creada mediante una traqueotomía para permitir una adecuada respiración.

Vía: El Economista