Eduardo Saverin, co- fundador de Facebook que se hizo mundialmente conocido después de la película de la red social, renunció a su ciudadanía estadounidense previo a la apertura de la empresa a la bolsa, que avalúa a la compañía en USD$96.000 millones.

La decisión, que deja a Saverin siendo sólo brasileño, reduciría la cantidad de impuestos que tendría que pagar. Facebook espera levantar hasta USD$11.800 millones en su entrada a bolsa, varios de los cuales irían al bolsillo de Saverin.

Saverin vive actualmente en Singapur y es una de las muchas personas que ayudó a Mark Zuckerberg en los primeros días de Facebook en Harvard. También se demandaron mutuamente por los porcentajes de propiedad de la empresa.

El renunciar a la nacionalidad no significa que Saverin no tendrá que pagar ningún impuesto, pero sí reduce la cantidad.

Vía FayerWayer