La organización Human Right Watch (HRW) señaló hoy el deterioro de los derechos humanos en Venezuela desde 2008 debido a la concentración y abuso de poder en manos del presidente Hugo Chávez y la eliminación de derechos constitucionales.

“La acumulación de poder en el Ejecutivo y el deterioro de las garantías de derechos humanos le han permitido al gobierno de Chávez, intimidar, censurar e iniciar acciones penales contra críticos de su gestión”, señaló.

El informe “Concentración y abuso de poder en la Venezuela de Chávez” se centra en el análisis de la intervención gubernamental en los tribunales, medios de comunicación y defensores de los derechos humanos.

Durante años, el presidente Hugo Chávez y sus partidarios han venido construyendo una sistema que la da vía libre al gobierno para amenazar y castigar a los venezolanos que interfieren en la agenda política”, dijo José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Right Watch al presentar el informe.

Destacó que el gobierno chavista ha copado políticamente el Tribunal Supremo de Justicia, luego de que éste perdiera la mayoría legislativa en 2010, y el rechazo “explícito” de los magistrados nombrados por el presidente al principio de separación de poderes.

“El Tribunal Supremo de Justicia no sólo tiene una composición pro-gobierno, sino en sus sentencias y decisiones ha mostrado una total parcialidad que en los hechos ha servido para convalidar la agenda gubernamental”, remarcó Vivanco.

Destacó que desde el último reporte de HRW en 2008 el presidente Chávez en el que se había apuntado el debilitamiento de la libertad de expresión a través de leyes y políticas destinadas a “redefinir el contenido de los medio y su control”, se ha ampliado más su poder ejercido de forma abusiva” para censurar a sus críticos.

Apuntó que la nueva Ley de Responsabilidad Social de 2010 castiga y prohíbe la transmisión de mensajes que “fomenten la zozobra en la ciudadanía o alteren el orden público”.

Subrayó que a través de la entidad CONATEL, se suspenden o revocan las concesiones de radio y televisión basándose en decisiones “de coveniencia a la nación” y con la justificación de “democratizar” a los medios.

Recordó que el gobierno ha ampliado a seis el número de canales estatales favorables a su administración y adoptado medidas “agresivas” en contra de los canales privados.

Indicó el cierre de RCTV el canal privado más antiguo de Venezuela y que penden cinco casos administrativos en contra Globovisión que podrían conducir a su cierre con el inicio de uno más.

Agregó que Chávez ha iniciado acciones penales contra el director de Globovisión “el único canal de cobertura amplia que aún mantiene una postura crítica a la actuación del presidente Chávez”, uno de los propietarios y un comentarista invitado luego de que emitieran declaraciones críticas al gobierno.

“La sanción y la censura de los medios de comunicación ha tenido un fuerte impacto sobre las emisoras de radio, televisión y los periodistas”, subraya el informe.

Vivanco destacó que Chávez ha implementado medidas que prohíben a las organizaciones no gubernamentales y de derechos humanos recibir financiamiento exterior.

“En julio del 2010, el Tribunal Supremo de Justicia determinó que los individuos u organizaciones que recibieran financiamiento internacional podrían ser juzgados por ‘traición’, de acuerdo con una disposición del Código Penal que prevé una pena de prisión de hasta 15 años’, enfatizó el reporte.

Vía: Google Noticias