Que gusto saludarte nuevamente, para mantener sano nuestro organismo debemos alimentarnos con una dieta variada y equilibrada. No hay que olvidar ningún grupo de alimentos y consumir una proporción adecuada de cada uno.

Ahora, conoce más a fondo cada uno de estos tres grupos. Cereales y tubérculos, frutas y verduras, alimentos de origen animal y leguminosas. 

Cereales y tubérculos

Lo bueno de este grupo es que son la principal fuente de energía de nuestro organismo.

Esta energía nos permite tener fuerza y poder desarrollar las actividades diarias: correr, jugar, trabajar, estudiar, bailar… Los alimentos de este grupo son los más abundantes en la alimentación. Los cereales integrales son una buena fuente de fibra y otros nutrientes esenciales.

Y lo no tan bueno es que no debemos consumirlos en exceso, pues se almacenan como grasa en el cuerpo.

¿Cuáles son?

Cereales para el desayuno, maíz en grano, tortillas, pan, galletas, tortilla de harina, arroz, cebada, papa, yuca, etcétera… Sólo por mencionar los más conocidos.

Recomendaciones

Procuremos consumirlos con menos grasa (como la mantequilla), menos azúcar (mermelada, dulce de leche, etcétera) y de preferencia integrales.

En nuestra siguiente nota hablaremos de las frutas y verduras... ¿qué tan buenas son?