Es por todos bien sabido que consumir azúcar en exceso es malo. Te puede llegar a sorprender la cantidad de comidas y bebidas que contienen azúcar escondida. La gran mayoría de productos que vemos como sanos, entre ellos el yogurt, las barras de granola , productos bajos en grasa y agua con sabor a frutas; pueden llegar a tener mucho más azúcar de lo que nos damos cuenta. Igual que la sal, el azúcar añadido es utilizado para extender la vida de algunos alimentos, entre ellos el pan, los cereales y las frutas y vegetales enlatados. Algunos datos sobre el azúcar que es necesario tener en cuenta, son los siguientes:
  1. El Azúcar te puede dañar el corazón: en un estudio de 2013 publicado en el Journal of the American Heart Association se encontró una evidencia muy concreta de que el azúcar puede realmente afectar el mecanismo de bombeo del corazón y aumentar el riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca. 01
  2. La grasa en el vientre, generada por el azúcar: En los niños obesos, la zona del vientre en donde se acumula la mayor cantidad de grasa. Esto podría estar causado por el aumento del consumo de bebidas con fructosa. Según un estudio de 2010, este tipo de bebidas hacen madurar las células de grasa visceral, es decir, generan una gran barriga y elevan el riesgo de desarrollar diabetes y otras enfermedades.06
  3. Asesino silencioso: Un estudio de 2008 encontró que el exceso de consumo de fructosa está relacionado con un aumento de una condición llamada resistencia a la leptina. La leptina, la “hormona del hambre”, tiene un efecto sobre la sensación de saciedad y contribuye a la regulación del peso corporal. En algunas personas, sin embargo, la leptina simplemente no quiere trabajar, lo que conduce a un exceso de consumo de alimentos y, en consecuencia, la obesidad.02
  4. El azúcar está vinculado al cáncer: Un estudio realizado en 2013 encontró que los azúcares en el intestino desencadenan la formación de una hormona llamada GIP (controlada por una proteína llamada –catenina que es completamente dependiente de los niveles de azúcar), que a su vez, aumenta la insulina liberada por el páncreas. Los investigadores encontraron que la –catenina puede afectar la susceptibilidad de las células a la formación de las células de cáncer.03
  5. Cuestión de genética la adicción al azúcar: En un estudio reciente llevado a cabo con 579 personas se demostró que los que tenían cambios genéticos en una hormona llamada grelina consumían más azúcar (y alcohol) que aquellos que no tenían esa variación genética. La grelina es una hormona que controla el apetito. Los componentes genéticos que afectan su liberación pueden tener mucho que ver con el sistema de recompensa neurológica a través de tu gusto por lo dulce. 05
  6. Azúcar y alcohol, efectos hepáticos similares: En 2102, en un artículo publicado en la revista Nature se menciona que la fructosa y la glucosa en exceso pueden tener un efecto tóxico en el hígado similar al metabolismo del etanol. El azúcar también aumentó el riesgo de desarrollar las mismas condiciones crónicas que el alcohol. El daño hepático puede ocurrir incluso sin exceso de calorías o aumento de peso. 07
  7. El azúcar podría debilitar la capacidad cerebral: En un estudio de 2009 se encontró una relación positiva entre el consumo de glucosa y el envejecimiento de nuestras células. El envejecimiento de las células, por consiguiente puede ser la causa de algo tan simple como las arrugas a algo tan grave como enfermedades crónicas y degenerativas. Por si esto no es suficiente, hay otra evidencia alarmante. En otro  estudio en 2012 se encontró que el exceso de consumo de azúcar está vinculado a las deficiencias en la memoria y la salud cognitiva. 08
  8. Azúcar escondido en alimentos cotidianos: El azúcar se esconde en productos cotidianos. Te sorprenderá saber que en alimentos tan “sanos” como el yogurt, las barras de granola y aguas de sabor; así como productos bajos en grasas hay una gran cantidad de azúcar que se utiliza como conservador.09
  9. Mucha azúcar, menos vida: El exceso en el consumo de azúcar en las bebidas, podría acortar la vida. En 2013 en un estudio al respecto, se estimó que 180,000 muertes en el mundo se pueden atribuir al consumo de bebidas azucaradas. Los autores resumen que las muertes se produjeron debido al vínculo de las bebidas azucaradas con el riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes, enfermedades del corazón y cáncer.10
  10. Estamos gordos por el azúcar: Mientras que los alimentos ricos en fibra, grasas y proteínas están directamente vinculados a una mayor sensación de saciedad, el azúcar aporta muchas calorías pero no la sensación de haber comido lo suficiente. Por esta razón por la que al comer demasiado azúcar en repetidas ocasiones puede producir sobrepeso, incluso obesidad; cuando están en combinación con un estilo de vida sedentario.04