Antes de salir del hospital en el que fue operado, el monarca ofreció una disculpa por la foto en la que aparece junto a un elefante muerto.

“Lo siento mucho, me he equivocado y no volverá a ocurrir”.

Con estas palabras el Rey Juan Carlos de España se disculpó de forma pública por el viaje que hizo a Bostwana, donde se tomó una foto -escopeta en mano- frente a un elefante muerto.

Sin profundizar en el asunto, de acuerdo con la agencia de noticias AFP, el Rey Juan Carlos pidió perdón en Madrid antes de abandonar el hospital donde fue operado debido a la fractura que sufrió al caerse durante dicho viaje.

Un grupo de defensores de los animales se manifestó en la entrada del hospital mostrando fotos de elefantes y de crías de focas.

“Es absolutamente nuevo. En toda la historia no ha habido un episodio, que yo sepa, donde un rey pida disculpas por su comportamiento”, sostuvo Antonio Torres del Morral, experto en la realeza.

Vía People en Español