Hace algunos meses observamos a millones de personas movilizándose a las urnas para ejercer el “sufragio efectivo”, muchos, conscientes de que era el momento para hacer historia, para mostrarle al mundo que México es un país demócrata que abraza con alegría la transición del poder.

Poco tiempo después despertemos y escuchamos a nuestros mandatarios, dirigentes e instituciones avalando el triunfo del candidato del otro régimen casi dictatorial Enrique Peña Nieto.

-¿Qué pasó?- Es el cuestionamiento de todos los seguidores del llamado movimiento progresista del que engrosan filas millones de “Millenials” (todos aquellos acostumbrados a vivir en el fantástico mundo de las redes sociales).

-¿Todo mundo en Twitter y Facebook estaba con AMLO?- Si, efectivamente, sí por todo el mundo entiendes al 36% de la población total del país.

DATO

De acuerdo a cifras del Estudio de Hábitos de los Usuarios de Internet en México al año 2012, el número de internautas se sitúa en los 40.6 millones de usuarios. – Asociación Mexicana de Internet AMIPCI, 2012

Por supuesto que esto no determina al ganador o perdedor de la elección, pero si esclarece el panorama de muchas personas que viven en cierto grado de hedonismo y no ven más allá de su propia nariz (reflejada en al monitor de su PC, Ipad, Ipod, laptop o Smartphone).

Habremos de analizar otras condiciones, no es que descubramos el hilo negro, para nada, pero si debemos entender la gran influencia de los medios de comunicación en la tendencia electoral de la “mayoría” de las personas (resalto mayoría, no piensen que todos, no se vayan a ofender  los pseudointelectuales).

Si bien, es de todos conocido que las estrategias proselitistas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) se manejan con una marcada tendencia a la base de la pirámide social, – sobre todo a los que menos tienen– regalándoles comida, dinero, materiales, bueno ¡hay quien se vende hasta por una playera! No debe resultarnos extraño que el Revolucionario gestara una estrategia conjunta con un agente “desculturalizador” (si me permiten el término) como la excelentísima televisión mexicana.

¿No lo creen? Pongamos datos duros en la balanza:

INEGI reporta 28 millones 607 mil 568 viviendas particulares habitadas en el año 2010, de todas ellas 26 millones 048 mil 531 cuentan con televisión, finalmente, el promedio de ocupación es de 3.9 personas por vivienda. Ahora sí, saquen sus cuentas y verán el alcance.

Algunos dirán -¡No, pero ahora con la televisión por cable, la gente piensa diferente!- ¿Ah sí? …

De acuerdo a estimaciones del Consejo Latinoamericano de Publicidad en Multicanales (LAMAC) la televisión de paga en México (cable, satelital, mmds y otras) alcanzan solamente al 35.95% de los hogares con televisión en México, lo que se traslada en algo así como  a 33 millones 256 mil 299 mexicanos, pero eso no es todo, ya que de ese total 21 millones124 mil 494 pertenecen al  Nivel Socioeconómico (NSE) A, A/B. C+ y C. Dejando únicamente 12 millones 171 mil 806 personas de NSE D+/D y con acceso a contenidos televisivos de paga.

Cifras del Instituto Brasileño de Opinión Publica y Estadistica (IBOPE) con sede en México indican que el 64% de los hogares  que tienen TV de Paga corresponden al segmento con mayor poder de adquisitivo en México. En contraparte, los sectores débiles económicamente son los que reportan un mayor consumo de programación televisiva abierta.

¿Quieren más? Basta con decirles que en ese universo de personas denominadas la base de la pirámide, los programas que más son observados, son efectivamente las novelas, dramas y comedias de la televisora más grande (bueno la segunda más grande) de Latinoamérica: Televisa.

-¿O sea que Televisa les decía por quién votar?- No, bueno si y no, sucede que hemos visto una campaña con comerciales muy bien hechos, excelentes en mi opinión…

Está bien, no solo yo. El Spiegel Online y la ARD (Cadena de televisón numero uno en Alemania), ambos medios de comunicación alemanes, dicen lo siguiente:

Der Spiegel, tituló su texto sobre las elecciones de México “El Señor Telenovela”.

“Quien cumpla con los atributos externos y tenga los apoyos adecuados, logra incluso ser Presidente, sin tener que poseer dones políticos importantes”.

“La victoria del PRI y de Peña Nieto, conocido como EPN, sólo pudo ser posible con ayuda de Televisa, el imperio de radio y televisión más grande de América Latina”, “La fórmula de que una cara bonita, más dinero, mas televisión, más comerciales, mas dinosaurios del PRI, obtiene una victoria electoral”.

“Pues Televisa, que es la emisora de telenovelas, deportes y cosas banales, es sintonizada por el 70% de la población”, agrega el texto. Escribió el corresponsal del medio en México, Klaus Ehringfeld.

La cadena de televisión número uno de Alemania, la ARD, presentó los siguientes reportes escritos en su página web:

“Además de las promesas a los electores, llega la imagen del niño de oro: 45 años de edad, bien parecido, casado con la otrora actriz de telenovelas Angélica Rivera, conocida como ‘La Gaviota’. Glamour a la mexicana”.

Quizás el PRI aún tenga la vieja formulita, ¡Realmente se renovó! Actualizo sus procedimientos, pero la tendencia es la misma y cuidado por que tiran a matar.

Saben a quién llegar, saben negociar y saben cómo llegar a su target (ojo mercadólogos y publicistas).

Lo interesante en todo el asunto es saber ¿Quien elige a las personas que nos van a gobernar? El INEGI, en su censo del año 2010, indica que la población total de los Estados Unidos Mexicanos  era en ese entonces de 112 millones 336 mil 538 habitantes, de los que aproximadamente 77 millones estaban en posibilidades de emitir voto en las elecciones del pasado primero de Julio.

De acuerdo al PREP, 48 millones 911 mil 440 es la contabilización total de votos y nuestro próximo presidente ha ganado con solo 18 millones 727 mil 395 boletas tachadas a su favor.

Yo no veo fraudes, – aclaro que NO ESTOY EN CONTRA DE NUESTRO PRESIDENTE –  yo solo veo lo poco que le interesa México a los mexicanos.

A  estas alturas está de más colorearse verde, azul o amarillo, solo nos queda trabajar por un México unido, fuerte y con un rumbo bien definido.

Así que a poner su granito de arena.

Hasta la que sigue, o sea la próxima.

 

Moisés Cerón Aparicio

mceron@ceoconsulting.com.mx

Tel: 01 (222) 404 71 10 Ext 104, Plaza del Sol Zavaleta local 13, CP 72170 Puebla, Pue. México