La iglesia universal  espera que el próximo Papa sea generoso y esté dispuesto a dar su vida por la Iglesia. En el curso de la esperada misa pro-elegir al Papa se pidió por  la unión de la iglesia en todo el mundo. Después de las congregaciones generales, no se decidieron los cardenales para elegir a un nuevo Papa. Por  la tarde, éstos fueron trasladados del hotel de Santa Marta hasta el lugar donde harían sus votos: La Capilla Sixtina.

Ahí uno a uno juró ante el evangelio sobre no revelar nada sobre lo que sucede en el famoso Cónclave. Luego se dio la señal (Todos fuera) y  los 115 Cardenales quedaron bajo llave en la Capilla Sixtina. Luego vino el humo negro. Tal y como estaba previsto, horas después salió el humo negro, señal de que como era de esperarse, los purpurados aún no se ponen de acuerdo para elegir  al nuevo jefe de su iglesia.

El primer dia del Cónclave lo tuvo todo, una gran ceremonia, miles de personas y mucha lluvia. Miles de seguidores de la fe Católica se hicieron presentes en la plaza de San Pedro. Mientras tanto, las cámaras y medios de todo el mundo esperaban la señal de que hay un Papa. Todos los ojos puestos en las pantallas del Vaticano que siguen de cerca el humo de la Chimenea colocada en la capilla Sixtina, donde hasta hoy  el humo todavía es negro.

 El presidente de México  -Enrique Peña Nieto-  estará en el encuentro de jefes de estado donde las autoridades del mundo entero esperan el anuncio del nuevo Papa. “México debe hacerse sentir” Dijo el presidente. Mañana pueden darse hasta cuatro votaciones en el dia (3 de la mañana de México) y ahí estaremos;  siguiendo las transmisiones internacionales. Hasta informar que la Iglesia Católica Universal tiene un nuevo Papa. (Con información de Noticieros Televisa).