El magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEJPF), Salvador Olimpo Nava, aseguró que se leyeron más de 10 mil “pruebas” que justificaban irregularidades, sin embargo, considera que no contaban con los elementos para invalidar las elecciones presidenciales.

Durante la sesión vespertina llevada a cabo en el TEJPF, Nava desestimó las quejas presentadas por el Movimiento Progresista, en donde se señalaba la existencia de supuestas irregularidades.

Así mismo Salvador Olimpo Nava, precisó que las impugnaciones serían resueltas sólo si se tienen las pruebas suficientes, pero sostuvo que no fueron comprobadas.

El magistrado aseveró que cada una de las pruebas presentadas por el Movimiento Progresista fueron revisadas seriamente y con detenimiento.

“Leímos con toda seriedad las miles de ‘pruebas’ que tuvimos del Movimiento Progresista, con el supuesto financiamiento de MONEX, las tarjetas de Soriana, la compra de votos y las irregularidades en los cómputos, pero fueron infundadas”, mencionó Nava.

Además asegura que se estudiaron todas las pruebas y se verificó casilla por casilla pero no se acreditaron ninguna de ellas.

“Verificamos si se habían comprado cinco millones de votos, pero no se acreditaron esas pruebas. Nadie puede decir que no se estudiaron todas las pruebas, pero no se acredita lo alegado” reiteró Salvador Olimpo Nava.

Para concluir mencionó que el Tribunal Electoral no permitió ninguna irregularidad y que México tendrá como presidente a Enrique Peña Nieto por que ellos lo eligieron.

“México tiene a un presidente electo por el pueblo de México, Enrique Peña Nieto”.

Fuente: SDP Noticias