El IBM Sequoia se convierte en la computadora más rápida del mundo y recupera esa posición para Estados Unidos.

Hasta ahora, esa posición la ocupaba el japonés K Computer, fabricado por Fujitsu y, anteriormente, una supercomputadora ubicada en China.

El IBM Sequoia se utilizará para llevar a cabo simulaciones orientadas a prolongar la vida de las armas nucleares sin necesidad de realizar pruebas reales.

El aparato se encuentra en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore del Departamento de Energía de EE.UU. en California.

Vía: BBC