A finales de la década de 1980, Fred Savage saltó a los televisores de Estados Unidos como el resuelto adolescente Kevin Arnold en “The Wonder Years”(Los años maravillosos), convirtiéndose en una estrella nominada a los Emmy.

Al contrario que muchos niños a los que les llega la fama en edad temprana, Savage mantuvo la cabeza fría y se alejó del mundo de fiestas de Hollywood, fue a la Universidad de Stanford y volvió no tanto como actor sino como director y productor. El niño había madurado.

Savage, que ahora tiene 35 años, debutó esta semana en una nueva comedia de la NBC, “Best Friends Forever”, que trata sobre una neoyorquina treintañera (Lennon Parham) cuya mejor amiga y ex compañera de habitación (Jessica St. Clair) se divorcia y se traslada a su viejo apartamento, que comparte ahora con su novio (Luka Jones).

Vía: Yahoo Noticias Mx