El fenómeno Instagram sigue abriendo frentes apoyado en los millones de usuarios que lo adoptaron como un estándar fotográfico en las redes sociales. Pero no recuerdo en este momento qué otra aplicación logró trascender de tal manera (a excepción de los pajaritos de Angry Brids) y materializarse en el mercado.

La empresa de diseño ADR Studio desarrolló un prototipo de cámara fotográfica de nombre Instagram Socialmatic Camera, que realiza lo mismo que la aplicación, aplicar filtros vintage y retro a las imágenes pero directamente desde un dispositivo físico creado para tal fin.

Este desarrollo tiene 16GB de memoria, pantalla táctil de 4:3, zoom óptico, Wi-Fi y Bluetooth (para subir las imágenes directamente a las redes sociales) y dos lentes, una para la captura de la imagen principal y otro para aplicar filtros 3D.

Además integran una impresora que utiliza un cartucho como insumo, para poder imprimir al instante las imágenes sacadas. ¿Que dirá Polaroid de todas estas para nada sanas coincidencias?

Como valor agregado, cada imagen podrá ser pegada ya que el papel en el que se imprimen es adhesivo. También se le podrá insertar el código QR del usuario propietario de la imagen.

A pesar de que por el momento es un concepto que se encuentra en etapa de desarrollo, la empresa de diseño cuenta con la aprobación de muchos usuarios, aunque no de la más importante que es el visto bueno de Facebook. A pesar de esto, se encuentra en proceso de recaudar dinero para hacer realidad este equipo a través de un fondo colaborativo, algo que al parecer macha bastante lento debido a las pocas posibilidades que existen de que Facebook apruebe un proyecto de este tipo. En el sitio de ADR se puede ver una galería de imágenes del concepto.

LinkInstagram se vuelve real con su propia cámara (infobae)

Vía Fayerwayer