La empresa californiana Tactus Technology presentó un prototipo que emplea una nueva tecnología en la que ya llevaba tiempo trabajando: una interfaz que aparece y desaparece sobre la pantalla multitáctil que podrá ser empleada en móviles, tablets, controles remoto, y hasta instrumentos musicales. El truco radica en el desarrollo de una capa con la propiedad de deformarse y crear botones físicos transparentes.

Con estos botones, los usuarios pueden empujar, escribir o descansar sus dedos como lo harían con cualquier botón físico o teclado. Cuando los botones están desactivados, estos se alejan en la pantalla, convirtiéndose en invisibles y dejando una superficie lisa y plana, sin fisuras.

[youtube id=”qC3Ye4VHzww” width=”620″ height=”360″]

Vía: Sopitas