En adelante, los casos sospechosos de ébola deberán ser confirmados mediante pruebas de laboratorio avaladas por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológico, y para ello se utilizarán todos los recursos médicos públicos y privados existentes. En los casos sospechosos o confirmados se deberá destruir la ropa o el equipo utilizado por la persona que transporta y atiende a los pacientes

Esta es una de las medidas preventivas y pasos que las autoridades deberán seguir, ante eventuales casos sospechosos o confirmados de ébola, que este viernes publica la Secretaría de Salud en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Estas acciones de vigilancia epidemiológica, prevención, control y combate de los eventuales casos, serán obligatorias para el Sistema Nacional de Salud, según publica Excelsior.

En el documento se advierte que las autoridades civiles y militares, los particulares y dependencias de los tres órdenes de gobierno estarán obligados a colaborar con las autoridades sanitarias en la aplicación de las medidas preventivas.

En los casos sospechosos o confirmados se deberá destruir la ropa o el equipo utilizado por el persona que transporta y atiende a los pacientes, además de descontaminar las zonas, habitaciones u otros objetos expuestos al virus, para evitar posibles contagios.

Las personas sanas, que hubieran estado en contacto con un caso sospechoso o confirmado, deberán mantenerse en observación o cuarentena, señalan.

Se considerará como un caso sospechoso a cualquier persona que tenga alguno de los siguientes síntomas 21 días después de haber estado en contacto con el virus: fiebre, debilidad intensa, mialgias, cefalea, dolor de garganta, dolor abdominal, vómitos, diarrea, exantema, disfunción renal o hepática, tos, disentería, gingivorragia, púrpura, petequias, hematuria o hemorragias a otro nivel.

También se detalla que la Secretaría de Salud será la única instancia responsable del manejo de la información oficial sobre esta enfermedad.

 

Vía: Excelsior