Lo sucedido el 18 de Mayo, visto por muchas personas ha de ser resuelto como un misterio. Siguiendo varias cuentas en twitter, leo “no se ha encontrado nada”. Entonces sale la nota “rayo globular en Martinez de la Torre” y todo un mundo de posibilidades. A mí me suena más bien a un intento de conspiración para desviar la atención hacia otro lugar que no sea la política. Sería muy fácil comprar una centella hecha por la HAARP y fingir que el mundo está sufriendo cambios. Sería muy fácil resucitar a quien sembrara el miedo en mis años de niñez; el chupacabras, algo muy propicio y que al puro estilo de Terminator, llega de otra dimensión a tratar de salvar el mundo. Podría ser realidad, porque se han amasado fortunas millonarias en esto de la democracia y tratando de salvar el día, podrían quemar muchos billetes para desviarnos un poco de la marcha anti EPN, de AMLO, el equilibrio en JVM y algo con Quadri.

Como dato curioso, me han dicho de Nostradamus y su tragedia anunciada para el 20 de Mayo de 2012 en las Europas; pero creo que se equivocó de fecha, porque el viejo continente, se volvió incontinente con tanta crisis en la zona euro. Llevamos años mirando como el mundo se va autodestruyendo, llevamos tiempo mirando como en México se cuecen habas. Ya no se sabe que pensar o que decir, hoy se marcha por la neutralidad de los medios de comunicación, hoy tiene sabor a 2 de octubre del 68; pero ahora les tocó a los “nice” y no a la prole, que por cierto “de prole y fresas, todos tenemos un poco”. Ahora hay “social network” y la gente opina lo que piensa sin barreras de por medio y en tiempo real, ya no es lo mismo. Ahora el gato (#) tiene mucho poder, para hundir, destruir, matar; acaba con lo que no ha de convenir.

Lo de ayer, me deja interrogantes; lo de ayer, ya pasó. Esperemos el mañana.

Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas. Mario Benedetti.