En menos de cuatro años, Dafne Almazán Anaya terminó la primaria, la secundaria y la preparatoria. Tiene sólo 10 años, y mañana debutará como universitaria.

Como si quisiera demostrar que la brillantez se hereda en los genes, la inteligencia le viene de familia. Esta niña genio, es hermana de Andrew, quien a los 16 años se convirtió en el sicólogo más joven del país. De seguir el mismo ritmo, ella a los 13 años de edad será la licenciada más joven de México, batiendo todos los récords de su hermano.

“Es un orgullo que una niña pueda alcanzar esa meta; ¡va a entrar a la universidad dos años antes que yo!”, presume Andrew, el adolescente genio, quien dentro de un año, a sus 18, además de sicólogo también será médico.

Dafne comenzará sus clases de sicología en el Instituto Tecnológico de Monterrey, bajo un plan semi-presencial esta misma semana. Hoy celebrará su fiesta de graduación del bachillerato, junto con Delanie, su hermana de 14 años, otra niña prodigio que ha preferido mantenerse alejada de las cámaras y los micrófonos.

Vía Excelsior