Al menos cinco personas, entre ellas un niño, murieron tras el tsunami que azotó a las islas Salomón y que destruyó numerosas aldeas a lo largo de la costa de Santa Cruz, la más oriental provincia del archipiélago, reportaron autoridades locales.
Voceros de un hospital en Lata, la principal ciudad de la isla Santa Cruz, en la parte oriental de las Salomón, en el océano Pacífico Sur, confirmaron cinco personas fallecidas como consecuencia del tsunami, generado por un terremoto de 8.0 grados en la escala de Richter.
Cuatro de las víctimas eran ancianos, y un niño entre 10 y 12 años de edad, que vivían en dos comunidades costeras, reportó el canal neozelandés de noticas TVNZ.
Las escuelas estaban cerradas mientras los hospitales y hoteles fueron evacuados en las zonas bajas, donde el tsunami alcanzó la altura de un metro.
Una de las mayores prioridades es garantizar que el aeropuerto local se encuentre en funciones para que la ayuda y los suministros puedan llegar a la zona.
Tras el primer movimiento telúrico, se registraron al menos 25 réplicas que van de magnitud entre 5.0 hasta 6.6 grados Richter.