El día del Comunicólogo se celebra cada 12 de mayo, está destinado a consolidar la identidad de quienes estudian dicha licenciatura, para definirnos y saber quienes somos en términos profesionales. Muchos podrían confundirlo con el Día de la Libertad de Prensa o el Día del Periodista, pero los Comunicólogos somos diferentes , nuestro campo de investigación es el discurso y los procesos comunicacionales,  podemos saber de todo un poco y a la vez ser especialistas en distintas áreas.

Cuántas veces no escuchamos decir a la gente ¿para qué estudias comunicación? Te vas a morir de hambre, no vas a encontrar trabajo, esa carrera no tiene ni pies ni cabeza. La opinión pública resulta equivocada y desvaloriza tan importantes disciplinas que se agrupan dentro de las Ciencias de la Comunicación; sin darse cuenta que todos los días a donde quiera que voltees hay algo que comunica, que persuade, que motiva.

La comunicación es básica desde el momento en el que se utiliza para interactuar entre individuos, desde el código verbal hasta el no verbal, puede ser una interacción tan simple como una sonrisa, un saludo, un apretón de manos, una carta, una llamada telefónica, un mensaje de texto, un anuncio callejero, un anuncio publicitario. La comunicación es eso y más; es un proceso en el que necesariamente intervienen los elementos: emisor, receptor, mensaje, canal, código y feedback.

comunicacion

Las Ciencias de la Comunicación es una rama reciente que surgió a principios del siglo XX, a raíz del surgimiento de los Medios de Comunicación Masiva, como el Periódico y la Radio; su influencia comenzó a estudiarse debido a la propaganda de la Segunda Guerra Mundial. Numerosos estudios se han realizado en torno al término persuasión, desde los tiempos de Aristóteles, y es que sí, además de ser un proceso básico, la comunicación es persuadir.

comunicador

Actualmente podemos encontrar miles de marcas de productos que necesitan posicionarse dentro del mercado y solo lo consiguen de una manera: persuadiendo al consumidor, ¿Qué es eso que nos hace creer que una marca es mejor que otra? ¿Será realmente su calidad? O ¿será el mensaje que recibe el inconsciente? Efectivamente, la responsable es la publicidad, que es una técnica de comunicación comercial que intenta fomentar el consumo de un producto o servicio a través de los medios de comunicación. Se considera que para lograr un mensaje adecuado al público, hay que realizar una investigación, un análisis y estudiar numerosas disciplinas como la psicología, la sociología, la antropología, la estadística y la economía.

Y después de eso hay gente que sigue pensando que las Ciencias de la Comunicación no sirven para nada, que son una carrera fácil porque no tienen matemáticas dentro de su plan de estudios o porque simplemente quienes estudian esto son personas que sueñan con ser reporteros, locutores, conductores de tv, fotógrafos, periodistas especializados, editores de audio, de video, diseñadores editoriales, publicistas, publirrelacionistas, community manager etcétera.

comunicacion22-2

Y es que el mundo crece y avanza todos los días, y mientras eso pasa miles de sucesos acontecen y ¿Cómo es que nos enteramos de toda esa información? Pues obviamente a través de la comunicación, por medio de los Medios Masivos de Comunicación, que actualmente son la Prensa Escrita, la Radio, la Televisión y el Internet; y para que dichos medios masivos funcionen todos los días a todas horas son necesarios los reporteros, locutores, conductores de tv, fotógrafos, periodistas especializados, editores de audio, de video, diseñadores editoriales, publicistas, publirrelacionistas, community manager, etcétera.

Una de las razones por la cual la gente ajena al estudio de las Ciencias de la Comunicación desvaloriza tan importante profesión, es porque no conoce la importancia que la comunicación tiene en su vida, porque le coloca una etiqueta de insignificancia sin darse cuenta que la comunicación está ahí todos los días, en cualquier momento sucede y es tan habitual que ha perdido su carácter de fenómeno y ha dejado de sorprender en la cotidianeidad tan apresurada que se respira en el mundo.

La Comunicación es despertar y encender la televisión para mirar el noticiero y los comerciales, es ir en el auto al trabajo o escuela y escuchar la radio, es ver en la parada del camión los carteles en los parabuses, es wasapear, es publicar en tu red social, es buscar tu tarea en la Wikipedia, es comprar en el súper ese producto que tanto te convenció, es seguir esa tendencia que surgió de un día para otro. Es simplemente devolverle la sonrisa o el saludo al otro.

Quienes conocemos lo que implica estudiar las Ciencias de la Comunicación sabemos que el mundo depende en un porcentaje importante de lo que hemos aprendido hacer: Comunicar.

 

DECALOGO DE LOS COMUNICÓLOGOS

1.- Amar lo que hacemos.

Ama la comunicación sobre todas las cosas y aquella actividad a la que te dedicas. Cuando nos gusta lo que hacemos vivimos más tranquilos y damos mejores resultados.

2.- Leer constantemente.

Lee todo lo que llegue a tus manos pero no te quedes sólo con eso, siempre ve más allá buscando tus propias fuentes.  Lee libros, prensa, revistas, blogs y todo aquello que te sirva para adquirir conocimiento y para mantenerte informado.

3.- Ser cuidadosos con nuestro trabajo.

Piensa, reflexiona y revisa cuantas veces sea necesario lo que vas a decir, escribir o publicar. Asegúrate de darle tu toque personal, de prestar atención a los detalles y de elevar la calidad de lo que hacemos.

4.- Ser profesionales.

Sé ético, veraz e imparcial. Recuerda que en tus manos tienes una gran responsabilidad y todo lo que hagas, independientemente del área en la que desarrollas tu trabajo, tiene un impacto en la sociedad.

5.- Saber escuchar.

Puedes ser líder de opinión en el área en la que te especializaste y en la que te desenvuelves día a día, pero debes aceptar cuando no dominas un tema o cuando ni siquiera lo conoces. En esos casos lo mejor es escuchar de quien sí sabe y opinar sólo hasta tener el conocimiento necesario para hacerlo.

6.- Divertirse en el trabajo.

Si te vas a dedicar a esto toda tu vida hazlo divertido. No hay nada mejor que disfrutar lo que haces  y contagiar buena vibra a quien esté cerca.

7.- Escribir correctamente.

Escribe con perfecta ortografía y redacción.

8.- Ser originales y honestos.

No afirmes información que no sea concreta. Investiga y consulta fuentes de información pero no robes textos o materiales. Cita tus fuentes. Todos merecemos el crédito por nuestro trabajo.

9.- Estudiar y mantenerse actualizados.

Un buen comunicólogo nunca deja de aprender, así que estudia, aprende y conoce todo lo nuevo que hay en el mundo.

10.- Defender nuestra profesión.

Sé leal con lo que haces y defiende tu trabajo y tu profesión.

Nunca faltará quien te diga que debiste haber estudiado otra carrera; cuando lo hagan sólo sonríe y responde: “Amo ser Comunicólogo”.