Dos personas murieron y al menos otras ocho resultaron heridas durante el tiroteo ocurrido enfrente al Empire State en Nueva York, indicaron fuentes policiales.

Uno de los muertos fue el agresor. Al parecer quien agregó el incidente no tiene vínculos con un acto terrorista.

Una lona blanca cubría lo que se creía que era un cuerpo frente a la entrada del edificio de oficinas, pero la policía se negó a confirmar si se trataba del agresor.

Una fuente policial dijo que se creía que el atacante, que trabajaba en la zona, era un empleado disgustado que disparó a una persona con la estaba resentido. Se desconoce la naturaleza de ese resentimiento.

El tiroteo comenzó poco después de las 1300 GMT en una acera de la Quinta Avenida fuera del emblemático edificio de Manhattan.

El hecho tuvo lugar en el momento más álgido de la temporada de turistas fuera de una de las atracciones más populares de Nueva York, por lo que generó preocupación en turistas y transeúntes. La policía acordonó el área alrededor del edificio, uno de los más reconocibles del mundo.