Regresemos el tiempo a 1984  aquel año cuando la vida real  vivía la hambruna en Etiopía que terminó con un millón de personas, los Estados Unidos  reanudaban sus relaciones diplomáticas con el Vaticano, mientras en  Los Ángeles, California; el Crack   (una forma en que  la cocaína se puede fumar) corría entre las calles. En la pantalla de cine aparecía la primera película de Terminator.

Una película de Ciencia Ficción protagonizada por  Arnold Schwarzenegger, Linda Hamilton y Michael Biehn. Todos bajo la dirección de James Cameron. En la película, las máquinas toman el control del mundo en un futuro cercano, dirigidas por el sistema de inteligencia artificial Skynet,  con el único objetivo de aniquilar a la humanidad.

Con el futuro de la humanidad pendiente de un hilo, John Connor, es  líder de la resistencia humana, quien enviará al pasado a Kyle Reese (un soldado de su regimiento) para proteger a Sarah Connor y así asegurar la supervivencia del género humano. Sabiendo que Skynet, ya envió a uno de sus “Terminators” (que no son más que robots con características humanas) a destruir a quien en realidad es su madre.

En 1991 aparece la segunda parte de esta historia, entonces, Skynet intenta de nuevo aniquilar a John siendo apenas un adolescente. Para evitarlo su madre se adelanta a destruir las máquinas Cyberdyne Systems que controlarían la creación de  un T-1000. La tercera parte ya es dirigida por Jonathan Mostow y aún protagonizada por Schwarzenegger.

Donde un T-X es enviado para matar a tantos oficiales de alto rango como le sea posible (incluyendo el propio Connor). Muerto éste, su mujer Kate, lo reprograma y lo envía para salvarlos de la hasta entonces última máquina de Skynet. Estamos ya sobre el año 2003 de la vida real. Luego vino la cuarta parte, escrita por David Campbell Wilson, John Brancato y Michael Ferris, dirigida por Joseph “McG” McGinty Nichol y protagonizada por Christian Bale como John Connor, pero no tuvo el éxito que se esperaba.

 Arnold Schwarzenegger venía de concluir su ciclo como político y regresaba al cine con  “The Last Stand,” y entonces le preguntaba sobre sus próximos proyectos y respondió que –volvería para varias secuelas entre ellas–  “Conan, Twins y la quinta parte de Terminator”. Mientras James Cameron opinaba, que si se quería éxito en  éste último filme el actor de origen austriaco debería estar ahí. Según datos no oficiales,  llevará el título de Terminator: “Dark Side Skynet”  donde,  un hijo de  Connor podría aparecer para ayudar a su padre,  que junto con sus enemigos volverán al pasado , una vez más, para una batalla final.

Con esto, el actor está listo para volver a la pantalla grande  entre 2013 y 2014. Ha dicho también a el Mundo de los Ángeles, que hará películas hasta que “el cuerpo aguante”, falta esperar si la respuesta del público le favorece  y si el recuerdo de lo que hizo anteriormente,  le alcanza para mantenerse en escena por más tiempo.

Con información del Mundo España y Peliblog entretenimiento