El próximo domingo iniciará el Horario de Verano en el país, salvo en 33 municipios de la franja fronteriza norte donde realizaron este cambio hace tres semanas, informó la Secretaría de Energía (Sener).

La dependencia expuso que por ello recomienda a todos los mexicanos a que el próximo sábado 31 adelanten sus relojes una hora para que al día siguiente reanuden sus actividades con el nuevo horario.

En la actualidad, 86 países han adoptado el Cambio de Horario de Verano con el fin de reducir el consumo de energía eléctrica, ya que la aplicación del horario estacional reduce a diario una hora de la demanda máxima de electricidad.

En 2011, de acuerdo con un comunicado de la Sener, la aplicación del Cambio de Horario de Verano permitió un ahorro en el consumo de 988.76 gigawatts, equivalente al 90 por ciento de las ventas anuales de energía eléctrica para el estado de Campeche el año pasado.

En cuanto al ahorro económico obtenido por la aplicación de esta práctica, estima que ascendió a unos 35 millones de pesos, incluyendo los ahorros obtenidos en los 33 municipios de la franja fronteriza norte.

La demanda evitada por la aplicación del Horario de Verano en 2011, de 800 MW, equivale a diferir una inversión de siete mil 500 millones de pesos, suficiente para construir una planta de ciclo combinado de esta capacidad.

Al tomar en cuenta que gran parte de la energía eléctrica que se consume en el país es generada por combustibles fósiles, el Horario de Verano evitó en 2011 la quema de 1.76 millones de barriles equivalentes de petróleo y la emisión de 659 mil toneladas de CO2 a la atmósfera.

De 1996 a la fecha, la aplicación del Horario de Verano ha ayudado a que se dejen de consumir 18 mil 419 Gigawatts/hora así como la quema de 40.63 millones de barriles de petróleo, y la reducción de 24.32 millones de toneladas de CO2 a la atmosfera, expuso la Sener.