A tiempo para el centenario del hundimiento del Titanic nos llega este peculiar aunque no por ello menos práctico adminículo que hará las delicias de los nostálgicos del buque llamado insumergibleasí como de los aficionados al te y demás infusiones. Con la reconocible silueta del transatlántico más célebre (tristemente célebre) de la Historia, este Teatanic (te-tanic) resulta que sí que es realmente insumergible y no tendrá problemas aunque pongas hielo en el vaso de te.

 Gracias a una ingeniosa ranura en su casco (por remitirnos a la terminología náutica) esta singular bolsita de te jamás terminará en el fondo de tu taza de te.

No hará falta que un diminuto James Cameron dedique su tiempo libre a zambullirse en busca de vestigios de tus infusiones porque Teatanic se queda firmemente sujeto al borde de la taza o vaso mientras las hierbas de tu preferencia otorgan su sabor al agua caliente.

 

Su diseñador Gordon Adler ha rendido este simpático homenaje al Titanic con una pieza de práctico diseño que cuesta $17 y que adopta su configuración mediante un par de dobleces en su estructura metálica para montar y desmontar. La ranura estratégicamente situada se encaja en el borde del receptáculo y ya puedes estar seguro de que el te no terminará en naufragio. ─[Teatanic vía The Fancy]