Con el descubrimiento del yacimiento Trión 1 en aguas profundas del Golfo de México, con lo que pretende elevar y estabilizar su producción de crudo en el largo plazo, PEMEX informó que esto le permitirá incorporar a mediano plazo por lo menos 350 millones de barriles de petróleo crudo.

Es así que dicho volumen se incorpora a los mil 461 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, lo que representa para Pemex un incremento de por lo menos 24 por ciento en las denominadas reservas 3P: probadas, probables y posibles.

El yacimiento encontrado se ubica a 40 kilómetros de la frontera con Estados Unidos y a 180 kilómetros de Tamaulipas, en la zona conocida como Perdido.

Se trata de un yacimiento que no es transfronterizo, por lo que la riqueza petrolera no esta siendo compartida de ningún modo con los pozos ya perforados en los límites fronterizos entre México y EU.

La extracción en el yacimiento Trión 1 en aguas profundas es totalmente rentable, toda vez que el costo por barril de crudo será de un promedio de 25 a 40 dólares, mientras que en los mercados internacionales la mezcla mexicana se vende en más de 100 dólares.