Zacapoaxtla… ¿Pueblo Mágico?

Desde hace unos meses resuena en las calles, redes sociales y platicas familiares el rumor de la posibilidad de otorgar a “la ciudad del 25 de abril” la denominación de PUEBLO MÁGICO. Antes que nada – para los que no lo sabemos – sería muy bueno estar al tanto de  ¿Qué es? y ¿Cómo se define a un Pueblo Mágico?

De acuerdo a la Secretaría de Turismo Federal (SECTUR):

“Un Pueblo Mágico es una localidad que tiene atributos simbólicos, leyendas, historia, hechos trascendentes, cotidianidad, en fin MAGIA que emana en cada una de sus manifestaciones socio – culturales, y que significan hoy día una gran oportunidad para el aprovechamiento turístico.” (SECTUR)

El Programa Pueblos Mágicos, entonces, busca resaltar el valor turístico de localidades en la provincia, potencializando sus condiciones de manera innovadora y original con el fin de crear una oferta turística que atienda una demanda naciente de cultura, tradiciones, aventura y deporte extremo en escenarios naturales, o la simple, pero única cotidianidad de la vida rural.

Ha sido desarrollado por la Secretaría de Turismo en colaboración con diversas instancias gubernamentales, gobiernos estatales y municipales, su objetivo es contribuir a revalorar a un conjunto de poblaciones del país que siempre han estado en el imaginario colectivo de la nación y que podrían representar alternativas “frescas” para los visitantes nacionales y extranjeros. En dicho contexto, el paso a seguir es reflexionar.

Zacapoaxtla, conocido a nivel nacional por la heroica gesta de de los “Indios Zacapoaxtlas” en el ya lejano año de 1862, ha sido alabada, celebrada y conmemorada por muchas generaciones de mexicanos por el hecho haber sido  un ícono del amor por su nación, sin embargo, hace años (más de 100) que no sucede nada tan relevante (turísticamente hablando) como para llamar la atención del mercado turistico nacional.

Actualmente (Noviembre 2012) al caminar por sus calles, se puede percibir – a título personal – una especie de contradicción, una proyección hasta cierto punto disímbola en los objetivos marcados hacia un futuro.

Por un lado, esa necesidad posmoderna de omitir el peyorativo de “el pueblo” intentando atraer más y mejores servicios y por otro la anhelada transformación a “el pueblo mágico” retornando a esa imagen pintoresca, rustica, casi rural; genera un choque catastrófico en los fundamentos de la visión que se tiene sobre esta hermosa ciudad.

Si bien, se ha vivido como el punto de partida para los viajeros que visitan otros destinos turísticos en la sierra nororiental poblana -en específico Cuetzalan- ahora se pretende no ser simplemente “el lugar de paso” maquillado perfectamente con el calificativo “puerta de la sierra mágica” y apoyado en la oportunidad de aprovechar el Tianguis Turístico Puebla 2013, habría que redefinir que es lo que realmente se necesita para dar el salto  y comenzar a posicionarse como un destino a visitar anhelado a nivel nacional.

En fechas recientes, las Cholulas y Chignaguapan se han beneficiado por el programa  del Tianguis Turístico, convirtiéndose en “Pueblos Mágicos”.

Sustentado en sus ya probadas condiciones e infraestructura para el turismo.

Sabían que:

“El Próximo año (2013) se llevará a cabo en Puebla el tianguis turístico 2013 por primera ocasión en un destino que no cuenta con playa y que se han destinado al rededor de 100 millones de pesos entre Gobierno del Estado y la Federación” Turismo Puebla

Alguien se preguntará, ¿Zacapoaxtla tiene potencial para ello?…

Recientemente, se ha realizado una fuerte inversión en “infraestructura del entretenimiento” ferias con artistas reconocidos, espacios deportivos bien acondicionados, un nuevo cambio de imagen en las calles de la otrora villa de Zacapoaxtla.

Siendo fríos, ¿Realmente se ha invertido en algo sustancial?

Una carretera en pésimas condiciones, una terminal de autobuses digna de un “pueblito”  y unas calles atiborradas de automóviles le dan la bienvenida a los turistas; un par de hoteles de rango medio; algunos desarrollos muy enfocados al ecoturismo y a la pesca sustentable. Nada que otros no tengan, nada que le de una “diferenciación competitiva”.

Basta con hacer un ejercicio práctico: buscar en google: Zacapoaxtla, para darnos cuenta del nulo posicionamiento de nuestra ciudad en el amplio sector turístico nacional. – no me crean, háganlo ustedes mismos-

Habrá que reconocer los esfuerzos que han hecho las últimas administraciones públicas para mejorar la calidad de vida de los zacapoaxtecos, no obstante – solo mi opinión –  lo que realmente debería explotarse es el gran potencial comercial de la ciudad, pero esa es otra historia.

Por último, respondiendo a la pregunta ¿Zacapoaxtla tiene potencial para ser un Pueblo Mágico?

Debo decir que para mí  ya lo es.